a-u-t-o-d-e-s-t-r-u-c-c-i-o-n
Ahora te deseo y te quiero, pero no me aflige ni la distancia, ni el amor. Pasarán estos meses y estarás de nuevo a mi lado; pasarán todas las ausencias que nos esperen en la vida, y siempre estarás a mi lado, no podremos dejar de estar juntos; yo bebiendo de ti todo el amor que necesito, y tú encontrando en mí todas las fuerzas que te faltan.
Jaime Sabines (via dikuz)
mente-de-una-adolescente
Pensé en escribirte acerca de los besos que nos faltaron por darnos, acerca de las promesas que todavía nos debemos, acerca de las canciones que faltan por dedicarnos. Quería escribirte acerca del amor. Pero siempre terminaba ganándome la rabia, el orgullo, el enojo de que fueras tan imbécil, de que no te dieras cuenta de lo mucho que te quiero. Entonces te escribía cartas de olvido, aunque en el fondo olvidarte no era lo que más quería.
Estefanía Mitre (via soledadurbana)
entreletrasycafeina
Las decisiones más importantes las he acabado tomando por instinto, por intuición, sin apenas lógica ni cálculos; como una pequeña criatura salvaje envuelta en cuerpo de mujer. Quizás no han sido las más correctas, ni ideales, pero si las más intensas y auténticas; sin opción al arrepentimiento, que al final es lo que importa.
Alice Nin, Nocturnidades (via nochesdesveladas)